Un Escenario de Primer Nivel

Lugar de grandes espectáculos de antaño en Poza Rica, allí se dieron cita los artistas del momento como; Pedro Infante junto con Evangelina Elizondo, Mario Moreno “Cantinflas”, los Pilotos Infernales, funciones de box, futbol, festejos y actos políticos, pero por encima de todos “El Rey de los Deportes” Beisbol, sobre aquella grama jugaron fenomenales beisbolistas de los llamados “Big Laguers”; se localizaba donde actualmente está la Plaza Cívica 18 de Marzo.

Para este Parque Deportivo se conjugaron importantes personalidades, Don Humberto Chena Nava, quien cedió el terreno para el inmueble, después el Ingeniero Jaime J. Merino, quien siendo superintendente de Petróleos Mexicanos donó el material y muchos trabajadores pusieron la mano de obra gratuita después de su jornada de trabajo, al frente estuvo Don Mario Nolivos de los soldadores Gerardo Carballo, Rubén Ramírez Badillo y Guillermo Basáñez “El Canelo”.

A estos personajes se sumó el entusiasta beisbolista Don Raúl Gibb Quintero, quien con desenfado jugaba y organizaba la novena petrolera, que inició jugando en el césped de lo que le llamaban las palmeras, también el entusiasmo del Ing. Jaime J. Merino por practicar su deporte favorito conllevó a que mandara equipo para que conformara el terreno y se mantuviera siempre nivelado, después se le sembró pasto y poco a poco se le fueron agregando las gradas techadas, la afición disfrutaba tarde a tarde de juegos de la liga departamental desde algún tiempo atrás.

El campo fue construido con medidas reglamentarias, su trazo fue topográfico y guardó simetría, en los jardines extremos tenía 330 pies de largo y al centro 375, la barda medía en su semicircunferencia dos metros veinte centímetros y la altura era uniforme en toda su longitud, tenía gradas muy amplias techo de lámina, atrás de home la techumbre fue de concreto, contaba con suficientes sanitarios para ambos sexos, vestidores para jugadores y ampáyeres, caseta para el personal de mantenimiento y una buena cantidad de dormitorios para jugadores.

Los fines de semana se jugaban los juegos estelares, el Ing. Merino tenía un fuerte equipo que representaba a Poza Rica, ya qué seguido tenía retos de otros lugares, y el ganador, se llevaba nada mil pesos de aquellos, el manager fue Don Raúl Gibb Quintero y lo integraban: el Ing. Merino, Edmundo Cortés, Genaro Morgado, José “Pepe” Bache, Rosendo “El Coco Liso” López, Gregorio Yáñez, Manuel Serrallonga y Enrique Alvares entre algunos más.

merino parque 02En el año de 1944 el equipo ingresa a la Liga Invernal Metropolitana, el día de su inauguración sólo existía un detalle que había pasado desapercibido, el Parque no tenía nombre, los directivos del equipo le indican al anunciador del campo, que solicite a los aficionados envíen en un papel algunas propuesta, pero, algunos que no traían ni papel, ni con que anotar, empezaron a gritarle al unísono Merino, Merino, el anunciador se enteró de la petición y por el micrófono la secundó, de pronto todos en el estadio se manifestaron de igual forma incluidos los jugadores, el ingeniero en el palco de honor del estadio se quedó sorprendido, al ser mayoría y sin apelación alguna, así se eligió el nombre. Los aplausos fueron generalizados y muy prolongados, lo que ameritó que el Ing. Merino bajara al césped y agradeció bajo la lluvia de aplausos del Publio puesto de pie.

La placa de bronce decía “Parque de Beisbol Ing. Jaime J. Merino”, se encontraba sobre la Avenida Central Poniente y colocada a un costado de la barda; además, sobre la puerta de acceso a las gradas de home, había un arco de tubería delgada que decía “Parque Merino”, regularmente por allí entraban los jugadores y las personalidades que asistían al juego, pues daba inmediatamente al palco de honor que se ubicaba sobre el Dog-out del equipo local.

El Parque Merino se ubicaba en lo que hoy es la Plaza Cívica, bordeadas por la calle Ocho Norte, el Boulevard Tihuatlán, hoy Avenida Lázaro Cárdenas, la calle Dos Oriente y el famoso Callejón Merino, rúas que se iluminaban por los enormes quemadores y en las noches de juego, por las altas torres de luminarias; contiguo nacieron después la inolvidable y bien recordada “Cancha Bermúdez” y la Alberca Olímpica “Joaquín Capilla”, conjunto deportivo de alto nivel y reconocimiento de talla internacional.

Muchas temporadas y grandes series se jugaron sobre su grama, las Ligas del Golfo e Liga Invernal Veracruzana, juegos internacionales, brilló con jugadores de la Talla de; “Kelo” Cruz, Beto Ávila, Pepe Bache, Jesús Cochihuila Valenzuela, Guillermo “Memo” López, Pancho Torrijos, Jesús “Pompa” Olvera, “El Zurdo” Arcaras, Eduardo “El Indio” Beltrán, Gorgonio “El Payaso” García, hasta llegar a ser campeones de la liga invernal Veracruzana en varias ocasiones y que le dio derecho a disputar el título de la Liga invernal de México en dos ocasiones, en la primera perdiendo con Los Venados de Mazatlán y la segunda derrotaron a los “Naranjeros” de Hermosillo, Sonora en 1957.

En 1958 ingresó a la Liga Mexicana doble AA, el Ing. Jaime J. Merino mandó a construir las gradas del segundo piso por el lado del primera base, lo que mejoró el aforo de la fanaticada de la pelota caliente que asistieron a este nuevo reto beisbolero, la banca podían albergar a cinco mil aficionados, al año posterior, el equipo respondió a las expectativas y se coronaron por primera y última vez en su historia beisbolera, en esa ocasión el Ing. Jaime J. Merino lo había reforzado con Jugadores de primer nivel, algunos llegaron de las grandes Ligas, entre las múltiples estrellas llegó desde el Empalme, Sonora, David García Ruiz.

En 1958 el Ing. Merino cedió a las miles de peticiones de trabajadores para lograr adquirir una franquicia de futbol profesional de segunda división, y formó el equipo de “Poza Rica F. C.” que también se conoció como “Los Petroleros de Poza Rica” equipo que también jugó en el Campo Merino, donde el equipo fue invencible, ahí, en el mismo año se presentó el internacional “Santos” de Brasil, y su astro Edson Arantes do Nascimento “Pele”; meses después, el mimo Mario Moreno, Cantinflas, desde Francia increíbles “Pilotos Infernales”.

El Parque Merino también fue escenario de grandes espectáculos, como el Box, peleadores de la talla de los Cubanos: José Ángel “El Mantequilla” Nápoles y Ultiminio Ramos los campeones estelarizaron exhibiciones en el improvisado ring sobre el césped del parque Merino; otro en el cien aniversario del manifiesto de la Constitución Mexicana y el veinte aniversario de la Expropiación Petrolera, y muchos más espectáculos de gran nivel hasta que mentes siniestras y obtusas, por malas querencias políticas decretaron su demolición, desapareciendo parte de la historia que más gloria le dio a nuestra querida Poza Rica.

Visitantes Online

We have 396 guests and no members online

Parque y Cancha

 

Porque Existe

 

Iconos de Poza Rica

 

Iconografia

 

Contacto

Ing. José Luis Rodriguez Badillo

+1 (555) 555-555-5555
+1 (555) 555-555-5556
 
Poza Rica Veracruz, Mex
 

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.