HUELLAS MUSICALES DEL PASADO
Cuando Poza Rica denotó su potencial de hidrocarburos, aquel pequeño campo petrolero de antaño vivió un crecimiento demográfico de exorbitante escala, y dentro de aquella incursión llegaron además de miles de trabajadores para la industria petrolera, las corriente cultural, eclesiásticas,

 masonas, educativas, deportivas, de servicio y por supuesto las musicales; la nota rítmica en los viejos pentagramas con su pomposa clave de sol le darían ritmo y alegría al quehacer cotidiano.
Entre muchísimos músicos de extraordinaria calidad destacó Don Antonio Ramírez Martínez quien procedía de Morelia, Michoacán; Don Toño con el tiempo alternó su trabajo de perforador con la instrucción del arte de la lira a sus hijos Luis y Antonio Jr., jóvenes secundaríamos que en forma innata traía el arte musical en las venas y en una visita a su tierra natal, Don Toño compró un par de guitarras en Paracho para su hijos, sin imaginar que ahí nacería la historia de un legendario grupo musical llamado “The Crazy Kings”.
En la hermosa casa de madera estilo californiano ubicada en la calle ocho de la Colonia Cazones residencia de los Ramirez, se posesionaron de uno de los corredores convirtiéndolo en su estudio musical, ahí entusiasmados tarde a tarde, Toño Jr. y Luis esperaban a sus amigos que con instrumento en mano llegaban a la cita puntualmente: José Flores Gómez “El Choco Mil”, César Bauza Del Mazo, Jorge Trigos, Agustín “El Guty” Aguirre Herrera, Rogelio Tecillos, Roberto “Beto” Vicencío, Santiago Galván Díaz, Felipe Castro “Pipi”, bajista, Fernando Hickman Lupi, Francisco del Angel “Pancho”, Luis Carpizo, Beto Flores, entre muchos otros más, quienes simplemente se daban el gusto de compartir la experiencia de iniciarse en el arte de la música.
En sus famosas tocadas los imberbes jóvenes se deleitaban interpretando canciones de moda en los inicios de los años sesentas, cuando en los viejos radios de bulbos sintonizábamos “Radio Mil” de la ciudad de México, donde escuchamos a los famoso grupos de rock clásico, pionera del movimiento musical de rock and roll en español en nuestro país: Los Locos del Ritmo, Teen Tops, los Rebeldes del Rock y su vocalista Johnny Laboriel, Loud Jets, los Hooligans, solistas de la categoría de Alberto Vázquez, Manolo Muñoz, César Roel quien después tomó el nombre artístico de César Costa, Enrique Guzmán, y más tarde a los jóvenes de Agua Prieta Sonora “The Apson Boys”.

Esta generosa época musical si bien recordamos, inició en la pista de hielo para patinaje del Deportivo Chapultepec en la Ciudad de México, ahí se presentaban varios grupos en vivo cuyos programas se enlazaban con las estaciones de radio, después eran grabadas en los gruesos y pesados disco de acetato que al girar a 78 rpm en los viejos tocadiscos, se escucharon las melodías que hicieron historia en los años 60´s, como la Plaga, Confidente de Secundaria, El Rock de la Cárcel, Buen Rock esta Noche, Lucila, Muchacho triste y solitario, La larguirucha Sally que con su in igual ritmo nos contagio el furor del Rock and Roll, acuñado por Elvis Presley.

Pero en Poza Rica, Don Toño veía con gran simpatía la capacidad musical de sus cotidianos visitantes interpretando magistralmente a los grupos consagrados del momento, para él, era admirable observar cómo ponían un tema en la consola, lo escuchaban con máxima atención una y otra vez, y después con sus instrumentos la interpretaran líricamente bajo la dirección de Toño chico, mientras la mamá de los Ramírez les invitaba un vaso con Coca Cola, refresco que estaba de moda en aquellos años.

Día tras día los muchachos fueron dominando varias piezas musicales hasta integrar un numeroso repertorio, y de repente llagó la primera invitación para una audición; la graduación del Colegio Salvador Díaz Mirón. La hora fue a las cinco de la tarde del 22 de noviembre de 1963; mientras ellos debutaban en el salón de eventos “La Cueva” del club de Leones, el mundo lloraba la irreparable pérdida del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Aquella inolvidable tarde el grupo se integro así: en el requinto “El Choco Mil”, en el bajo Toño Ramirez, la batería “El Guty”, el acordeón Trigos Colier, los vocalistas fueron “El Pipi”, Cesar Bauza y Ricardo Straffon. En la batería relucía el nombre “The Crazy Kings”.

Así inició del primer grupo rockanrrollero de la ciudad de Poza Rica, que en aquella memorable tarde se estrenó con la canción “Oh Vuelve” con la que el público asistente quedó gratamente asombrado; al terminar su audición el aplauso fue atronador, el respetable se puso de pie mientras los adolecentes despertaban de aquel sueño, después confesaron que casi ni afinaron sus instrumentos, el nerviosismos los atrapó cuando de pronto con su par de baquetas “Guty” desde la batería dio el inicio para iniciar y comenzó la historia del grupo.

Tras el sonado triunfo musical y los excelentes comentarios de los periódicos locales y comentaristas de la difusora XEPR, Don Antonio Ramirez Martinez a quien apodaban “La Mija” adquirió en la ciudad de México instrumentos musicales de mejor calidad, además de accesorios como amplificadores, micrófonos y bocina de marcas reconocidas; atendiendo el deseo de sus hijos Toño y Luis, se dio a la tarea de proporcionarles todo lo necesario para integrar formalmente un grupo musical. Mas que padre, el era el principal promotor del conjunto.

Una vez que estrenaron sus deslumbrantes instrumentos musicales, los muchachos tuvieron un renovado ánimo y los sueños se empezaron a forjar en la mente de los chicos; así, los espacios se empezaron a dar para amenizar festejos, fiestas de cumpleaños, posadas, graduaciones, quinceañeras, bodas y las “tardeadas” de aquellas época, en los escenarios del momento: La Choza, “El Tucán”, salón arriba de la Cooperativa del Sindicato, Cancha Bermúdez, Sala de Cristal del Casino Obrero Petrolero, Salón Tamabra, salón de Fiestas “La Cueva” del Club de Leones, los patios del Colegio Salvador Díaz Mirón y la Secundaria Ignacio Manuel Altamirano para amenizar los bailes de la semana del Estudiante, en la inolvidable fuente de sodas Dairy Queen y muchísimos lugares más.

El éxito y demanda de este grupos fue inusitado en la región; su fama empezó a tomar mayor dimensión, empero, sus estudios preparatorianos les impedía atender los compromisos, pues nunca dejaron de estudiar, fue una condición primordial de sus papás para ser músicos; pero cuando llegaba el verano y con él las vacaciones también llegaban las giras, su música interpretando a los ídolos del momento también fue escuchada en ciudades como Tuxpan, Tampico, Oaxaca, Jalapa alternando con los “Joao”, Veracruz, Tulancingo y otros lugares cercanos de la Región.

Los entonces ya famosos “The Crazy Kings” tuvieron el honor de alternar con los mejores grupos y orquestas musicales del momento de los años sesenta, al igual que con muchos vocalistas del momento del llamado Rock & Roll, como: Ricardo Roca, César Costa, Johnny Laboriel, Lalo y Ricardo Carrión, compartieron el escenario con Diego de Cossío considerado el mejor requinto de la década en México, Los Rockin Devils, Hooligans y hasta “Los Polivoces”. También alternaron con las mejores orquestas que se presentaron Poza Rica.
El momento más culminante de “The Crazy Kings” se vivió cuando el empresario de la “Caravana Corona”, que recorría el país con la constelación de estrellas del momento los contrató para acompañar a los solistas que venían integrados a la caravana. Fue en el fórum de la inolvidable Cancha Bermúdez, escenario de estos eventos donde compartieron con; Manolo Muñoz, Angélica María, la voz única de Oscar Madrigal, Leo Dan, Alberto Vázquez y algunos de otro género musical.
Después de que el mejor baterista de México Leo Acosta vertiera los mejores comentarios sobre “The Crazy Kings” su obsesión fue grabar un acetato, y lo lograron, cuando llamaron la atención de los directivos de Peerless de México; después de algunas pruebas grabaron un LP siendo la canción “Tu Cabeza en mi Hombro” de Paul Anka la pieza que los hizo escucharse en todo el país; la imagen de los integrantes del grupo fue mejorada al confeccionarles sus trajes para las presentaciones en la “Sastrería el Dandy”, lo que impresionó a Beny Ibarra cuando alternaron juntos en la Feria de Tuxpan.

También se distinguieron por ser los primeros en nuestro país que grabaron un acetato con música católica en Teziutlan Puebla; lamentablemente su trayectoria artística fue efímera; los integrantes del grupo emigraron para continuar sus estudios lejos de Poza Rica; Luis y Toño Ramirez se fueron al puerto de Veracruz y se recibieron de ingeniero y medico respectivamente, Cesar Bauza del Mazo y José Flores Gomez “El Choco Mil” se fueron al Tecnológico de Madero y se recibieron de Técnicos, ambos ya jubilados de Pemex; Beto Flores se recibío en la UNAM de Psicólogo, otros como Agustín “El Guty” Aguirre Herrera se jubiló del IMSS y falleció en 2008, el Dr. Ricardo Straffon se título de médico y también se jubiló en el IMSS, el resto sigue su vida activa como músicos en distintas ciudades del país.

BIBLIOGRAFIA, FUENTES ORALS:

1.- César Bauza Del Mazo
2.- Antonio Ramírez Trejo
3.- Luis Ramírez Trejo
4.- Jorge López Martínez
5.- Alberto Flores

 

   

Visitantes Online

We have 2009 guests and no members online

Autor de los Libros

 

Parque y Cancha

 

Porque Existe

 

Iconos de Poza Rica

 

Iconografia

 

Contacto

Ing. José Luis Rodriguez Badillo

+1 (555) 555-555-5555
+1 (555) 555-555-5556
 
Poza Rica Veracruz, Mex
 

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.